domingo, 7 de marzo de 2010

Durmiendo con Hinako ... no literalmente.

No es bueno quedarse despierto ... hasta tarde.

Mientras Hinako cae rendida a los brazos de Morfeo, tengo aproximadamente un poco menos de cincuenta minutos para escribir.

Después del "entrenando con Hinako", llega su revancha, la segunda parte, y nuestro deber será acompañar; o simplemente observar el dulce sueño de esta simpática chica llamada Hinako.

No está muy claro, si la idea es lograr que las personas con poco interés en el sueño logren
dormir; o evitar que lo hagan, por que contemplar a una chica de proporciones admirables, con una vestimenta diminuta y preguntandote irónicamente si no puedes conciliar el sueño, añadiendo bondadosamente una canción para dormir, que canta así : "ve a dormir, ve a dormir, en el pecho de Hinako", ¿Creen que pueda hacerlo? ... por otro lado, me queda la duda si Hinako está durmiendo plácidamente o teniendo un sueño hot; o quiere mucho a sus almohadas y por esa razón las abraza y besa de forma cariñosa, además de hacer algunos gestos y moverse extrañamente, parece que es sonámbula.

También creo que la sábana es discriminada, impedida de hacer su labor, si no es más que para cubrirle la cintura ... mientras los primeros planos de la traviesa cámara, nos muentran las partes descubiertas, casualmente las más íntimas de la durmiente.

Fanservice ... hasta dormirte. Y si puedo mencionar un objeto alienígena, parece que su despertador no marca la hora en la que duerme ni cuando despierta.

Hasta mañana, ¿Ok?.